Escrito por 11:29 Aldo Schiappacasse, Noticia

Raquel Welch, la diva que amaba al Chelsea

Raquel Welch nació en Chicago, de nombre Raquel Tejeda y de origen boliviano. Quizás esa raíz latina la hizo ser apasionada del fútbol, o al menos lo fue una vez en la vida. Específicamente el 19 de febrero de 1972, cuando fue a Stamford Bridge a ver jugar a su equipo, el Chelsea, que le ganó por 2 a 1 al Leicester. Fue acompañada de Jimmy Hill, un discreto ex futbolista que hizo fama conduciendo el mítico programa Match of the Day.

Hill era una estrella televisiva. Fue el creador de los programas de debate tras los partidos en Gran Bretaña, el impulsor del sistema de tres puntos al ganador y se adjudica la idea de poner pantallas gigantes dentro de los estadios. Pero ese fue su día de gloria, pues se pavoneaba del brazo de la diosa sexy del cine estadounidense, la respuesta americana a Brigitte Bardot y Gina Lollobrigida.

Welch junto a Jimmy Hill

Raquel ganó fama vistiendo un bikini de piel en “Hace un millón de años”. Y con cartucheras en “100 rifles”. Hizo decenas de películas más que valían sólo por su presencia, y a diferencia de Jane Fonda, que abrazó el camino del activismo, ella siempre quiso ser una diosa sexy.

No está del todo claro el por qué en medio del rodaje de una de esas películas del oeste, con calle central y pistoleros, decidió inmortalizar su pasión por el Chelsea, vistiendo decididamente la camiseta de los blues. Por eso, cuando se decidió ir al Stamford Bridge, el público la aclamó y deslumbró sin sombras, ni siquiera la de Peter Osggod, el delantero que marcó los dos goles en esa jornada y que recibió, tímido, su abrazo rumbo a los vestuarios.

Con la camiseta del Chelsea en un set de película Western

Tanta fue la conmoción que Osgood, muchos años después, escribiendo su biografía, iba a confesar que “Si yo hubiese sido George Best le habría pasado mi número de teléfono allí mismo; pero, claro, si yo hubiese sido George Best, habría sido ella la que me habría pasado su número a mí”.

Raquel nunca más fue al estadio, aunque conservaba, dijo, la camiseta de la sesión de fotos y un recuerdo del partido ante el Leicester, al que fue enfundada en cuero, como correspondía a una estrella de la época.

Por: Aldo Schiappacasse

(Visited 215 times, 1 visits today)
Last modified: 24/04/2023
Close